Los jardines de la Abadía de Fontfroide

0

La Abadía de Fontfroide está situada en un claro del bosque mediterráneo del macizo de Fontfroide, a 14 kilómetros de Narbona (al sureste de Francia). Esta abadía fue fundada en 1093 como benedictina pero en 1154 pasó a ser cisterciense que es cómo ha llegado a nuestros días.

Hoy en día, tanto sus jardines como sus edificios históricos están abiertos al público y se han convertido en una visita obligada desde Narbona. En la visita que realizamos el pasado otoño, además de disfrutar con los edificios principales de la Abadía (el patio de honor, el edificio de los hermanos Legos, el claustro y la iglesia) nos sorprendieron sus sus tres zonas ajardinadas principales de las que nos gustaría hablar en esta entrada:

  • El Patio de Luis XIV
  • La Rosaleda
  • Los Jardines Aterrazados

 

El patio de Luis XIV

Patio de Luis XIV. Foto @nuriampascual

La principal característica de este patio ajardinado es el pozo que se encuentra en el centro. Su agua es tan fría que dio nombre a la abadía en el momento de su construcción: fontfroide (fuente fría en francés).

Actualmente el patio tiene una forma rectangular que adquirió durante las últimas remodelaciones en las que se cambió su tamaño al modificar la distribución de las salas adyacentes.

El jardín está dividido en cuatro parterres de flor bordeados de boj recortado; y en las paredes perimetrales del claustro escalan diversas enredaderas. Llama la atención el contraste entre las paredes centenarias y la vegetación.

 

Patio de Luis XIV. Foto @nuriampascual

 

 

La rosaleda

La rosaleda de la Abadia Frontfroide fue construida sobre el antiguo cementerio de los monjes cistercienses y es una de las más importantes del sur de Francia (cuenta con más de 2500 rosales). Entre todas las variedades de rosales que podemos encontrar, destacan la variedad de pétalo rosado intenso y flores dobles “Abbaye de Frontfroide”. Esta variedad fue creada en la misma abadía después de muchos años de cruces constantes con otras variedades. Actualmente es uno de sus principales atractivos.

Rosaleda . Foto @nuriampascual
Rosaleda . Foto @nuriampascual

Los jardines aterrazados

Estos jardines están situado en la colina que hay junto a los edificios principales. Fueron construidos en el siglo XVI pero después del gran incendio de 1986 fueron remodelados con el aspecto que tienen hoy en día. La remodelación se basó en dos pilares básicos: el respeto a la vegetación autóctona y la incorporación de elementos históricos.

Nos ofrece dos recorridos principales: un recorrido histórico con visitas a pequeños jardines temáticos medievales y un segundo recorrido paisajístico en el que priman los principios actuales; la ecología y el respeto a la fauna (principalmente a los insectos que pueblan el jardín).

Durante el recorrido nos encontraremos pequeñas construcciones que sirven de cobijo a todo tipo de insectos. Con ello se pretende atraerlos para que les resulte atractivo el hecho de quedarse en el jardín.

El mantenimiento de los jardines se realiza basándose en los principios del desarrollo sostenible y desde 2008 todos los métodos utilizados han suprimido todos tipo de tratamiento químico. Hoy en día sólo se utilizan productos que respeten el medio ambiente y la salud de las personas (como extractos de plantas con poder fungicida o plaguicida).

La zonificación del jardín ofrece la posibilidad de avanzar por la historia (saltando de jardín en jardín) desde la época medieval hasta nuestros días.

 

Zonificación

Por una parte encontramos una pequeña muestra de los diferentes jardines medievales de los que normalmente se construían en los monasterios y conventos de la época; y por parte, pequeños jardines creados a partir de fundamentos del siglo XX como son la ecología y el respeto a los insectos.

1. Le sous-bois méditerranéen

Situado en la entrada principal, encontramos el jardín aterrazado formado por vegetación autóctona mediterránea de la costa de Narbona. Predominan los robles adultos y plantas aromáticas mediterráneas.

Jardín mediterraneo . Foto @nuriampascual

2. Le jardín des abeilles

Se trata de un jardín respetuoso con las abejas. Encontraremos panales y arbustos de flor mediterranea pensados para agradar a las abejas. No es lugar más idóneo para pasear pero como se encuentra en una de los laterales, bien merece echar una ojeada.

Panales de miel . Foto @nuriampascual

3. Le clos monastique. Hortus conclusus

Pequeño jardín cerrado que recrea los jardines medievales diseñados para pasear en los monasterios y conventos. En estos jardines se cultivaban plantas para uso culinario y medicinal. Está dividido en cuatro parterres que invitan a pasear entre ellos.

Hortus conclusus . Foto @nuriampascual

4. Le jardín medieval. Hortus deliciarum

Se trata de un jardín cerrado pensado para el deleite formado por cuatro parterres en los que encontramos frutales de hueso tutorados y varias plantas aromáticas. Se intuye que en primavera las flores de los frutales pueden ser un verdadero espectáculo.

Hortus deliciarum . Foto @nuriampascual

5. Les terrasses Renaissance. L’hemicyclo

Este último jardín está situado al final del recorrido y está formado por terrazas que sortean la topografía de la ladera y por una pequeña plaza en la que se encuentran esculturas y chorros de agua.

 

Para completar vuestra visita virtual, os invitamos a ver las fotografías que tomamos en el siguiente álbum:Abadia Frontfroide

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.